Encuentra aquí

Profesionales de
Bioneuroemoción ®


Bioneuroemoción®, una forma de vivir que busca el bienestar personal. Buscando trascender las creencias individuales, familiares y culturales inconscientes, con el objetivo de lograr la libertad emocional


Transforma tu vida cambiando tu percepción


Con esta web queremos ofrecerte toda la información que necesitas para saber en qué consiste una sesión en Bioneuroemoción, a qué profesionales de confianza puedes acudir y de qué modo.

Durante la sesión se establece una conversación dirigida por un profesional en Bioneuroemoción que te ayudará a comprender el origen de tus conflictos emocionales.

Una sesión de Bioneuroemoción consiste en un acompañamiento emocional enfocado a comprender cuáles son los aspectos psicológicos que nos limitan y que afectan nuestra coherencia y equilibrio interno. Para lograr este objetivo, el Acompañante en Bioneuroemoción dirigirá la conversación que establecerá contigo para ir transitando por diferentes estadios de tu vida y de tu historia familiar, y relacionarlo finalmente con su estado emocional actual. Trabajar sobre el cambio de percepción tiene efectos sobre nuestro estado emocional y la correcta gestión de las emociones es un factor que favorece la salud y el bienestar.

Este proceso tiene una duración máxima de una hora y media. Para llevarlo a cabo de forma adecuada, es importante que el consultante tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • La persona debe tener claro que no asiste a la sesión de Bioneuroemoción en calidad de paciente: la relación es de Acompañante – consultante. Este matiz es importante porque lo que buscamos es que la persona tome un papel más activo sobre el desequilibrio emocional que está experimentando mediante acciones y decisiones más coherentes para consigo mismo.
  • El consultante tiene que asistir con un motivo de consulta claro y específico. Esto significa que para iniciar la sesión es necesario acotar el tema que se quiere trabajar. Aceptaremos como punto de partida para iniciar la consulta situaciones repetitivas, bloqueos, síntomas físicos o experiencias de estrés. Siempre debemos empezar con algo que sea específico y descriptivo. Pueden servirte de ejemplo los siguientes motivos:
  • “Todas mis parejas terminan siéndome infieles.”
  • “Tengo hipotiroidismo desde hace seis meses.”
  • “Me he arruinado tres veces.”
  • “Siempre me echan del trabajo al primer año.”
  • “Sufro de lumbalgia desde hace un par de meses.”
  • “Cada vez que como sufro indigestiones.”

Sesión de bioneuroemocion

 

El motivo de consulta no tiene por qué ser únicamente una situación que te genere estrés; también se puede trabajar desde un síntoma físico. Esto es así porque el estrés que sufrimos ante distintas situaciones influye marcadamente sobre todo nuestro cuerpo y puede contribuir a la aparición de este tipo de problemáticas. En estos casos, nos interesa descubrir cuáles son los factores que te están afectando emocionalmente de forma repetitiva y que pueden estar influyendo en tu salud física.

  • Durante la sesión, el consultante debe intentar responder solamente lo que el Acompañante le pregunta y seguir el hilo de indagación que éste le propone. Es el Acompañante quien decide qué preguntar y cuánta información necesita en cada punto de la consulta. El discurso del cliente siempre es aprendido, como dice la expresión, caminos conocidos no llegan lejos. Por esta razón el acompañante lo guiará por caminos poco conocidos y lo llevará a tomar conciencia de cosas que antes no se había planteado.
  • Es posible que en alguna fase de la consulta, el consultante puede sentirse incómodo. Se indagará en situaciones de estrés que no le serán del todo agradables. Se trata de momentos que nuestra psique ha intentado ocultar como forma de protegerse psicológicamente. El objetivo es sacarlas a la luz para poder reinterpretarlas. Un estado de cierta incomodidad es una condición necesaria para lograr el cambio de percepción.

 

Los miles de casos que hemos podido estudiar en nuestras sesiones nos demuestran que incidir sobre la conciencia y la percepción del individuo favorece el bienestar emocional, físico, psicológico y social del individuo, siendo la Bioneuroemoción un método que puede sumarse a la efectividad de las diferentes disciplinas que tienen como objetivo la salud y el bienestar del ser humano.

Se trata de una forma de entender el cuerpo humano como un elemento interconectado con las experiencias emocionales, familiares e interrelacionales, en la cual estamos contínuamente frente a pistas de aquello que realmente nos preocupa, nos acompleja y nos molesta de nosotros mismos, solo que desde nuestra percepción sesgada nos cuesta mucho distinguirlas.

Es un proceso de auto-responsabilidad de lo que nos sucede en la vida, de comprensión de nuestros ambientes emocionales como reflejo de nosotros mismos y de dejar de ser víctimas para convertirnos en maestros.